Compártelo

 

Portada

 

Borra las manchas de la piel y unifica su tono

 

Acaba con los poros abiertos

Sueros de belleza

Los mejores tratamientos de belleza

Cómo eliminar la celulitis

 

 

 

Tipos de  manchas

Existen diferentes tipos de manchas cutáneas y es fundamental diferenciarlas antes de someterse a un tratamiento:

SOLARES

Aparecen por abuso indiscriminado de exposición solar. Para hacerlas desaparecer lo más efectivo es el láser.

GÉNETICAS

Suelen ser de color rojo, púrpura o azul. Se utilizan sobre todo distintos equipos de láser vascular, calientan los vasos sanguíneos y hace que éstos se colapsen, se atenúen o incluso desaparezcan.

LESIONES VASCULARES

Es la llamada cuperosis, un enrojecimiento producido por la rotura de los capilares, sobre el cual se dibujan finas venitas ramificadas. Suele darse en la nariz, mejillas y raramente en la frente o la barbilla. En este caso se recomienda el láser vascular o cremas para la cuperosis

CLOASMA O MELASMA

Son las manchas que aparecen por la variación de los niveles hormonales durante el embarazo. Suelen irrumpir durante el cuarto mes de gestación y presentan un tono amarillento, forma irregular y superficie lisa. Se aclaran en invierno y se oscurecen en verano, situándose generalmente sobre los pómulos, la frente y el labio superior. A veces desaparecen tras dar a luz por lo que se recomienda esperar a este momento para tratarlas, en el caso de que persistan.

Tratamientos específicos

Cada mancha necesita un tipo de tratamiento.

Para las manchas solares de carácter benigno, los láseres de última generación están demostrando ser muy efectivos. Sin embargo, en las manchas que aparecen durante el embarazo ó con la toma de anticonceptivos, el láser no sólo no funciona sino que está contraindicado. “En estos casos se trata de pigmentaciones difusas, y lo único que va hacer el láser es provocar una inflamación importante que, a su vez, estimula más formación de pigmento y la piel se puede manchar todavía más. La solución en esta patología concreta es un peeling suave”,  acompañado del uso de cremas despigmentantes, pantallas solares y la menor exposición solar que sea posible. Por lo general, los mejores y más espectaculares resultados, la se obtienen con la combinación de las distintas técnicas que existen -básicamente peelings químicos, luz pulsada y algunos tipos de láser- y las posibilidades que cada una de ellas ofrece en cada momento, según el tipo de manchas y la piel del paciente.

PEELING

Se aplica un ácido sobre la piel con el objetivo de adelgazar la capa córnea. Para ello, se pueden utilizar diferentes tipos de sustancias como los ácidos kójico, retinoico, glicólico o salicílico. Todas estas sustancias consiguen una renovación celular cutánea mejorando la pigmentación, la textura y el aspecto general de la piel.

Resultados: Devuelve la luminosidad al rostro y borra las pequeñas arrugas y las manchas solares, de la edad o del embarazo. Cuanto más profundo es un peeling, mejores son los resultados pero como contrapartida, la piel queda temporalmente más sensible.

En general, los peelings superficiales y con carácter poco abrasivo suponen unos minutos de aplicación de la solución de peeling elegida, más 20 minutos de una mascarilla oclusiva para favorecer la penetración. En los más utilizados para Melasma (manchas de embarazo ó paño), se aplica la mascarilla durante unas 4 horas, y el tratamiento continúa con el empleo de una crema de mantenimiento en casa, cada 12 o 24 horas.

 Únicamente los peelings profundos requieren analgesia y una discreta sedación. Después del tratamiento, la zona tratada no se puede exponer al sol. Son necesarios rigurosos cuidados osteriores con crema reepitelizante y protección solar.

Precio por sesión: A partir de 100 euros hasta 300 euros para peelings de tipo medio.

LUZ PULSADA INTENSA

El fotorejuvenecimiento con luz pulsada es un método que aborda muchos tipos de manchas cutáneas. La luz actúa como un bisturí inteligente que barre las estructuras o lesiones oscuras de la piel. Los resultados son espectaculares en manchas seniles, que no sean rugosas. Mejora no solo la pigmentación sino también la textura de la piel y el color.

Cada sesión dura unos veinte minutos aproximadamente dependiendo de la extensión de la zona a tratar.  Durante las ocho horas siguientes al tratamiento deben evitarse las exposiciones al sol y a fuentes lumínicas importantes. Las manchas tienden primero a oscurecerse durante siete días aproximadamente hasta que desaparecen por completo en la mayoría de los casos. Se puede utilizar maquillaje para ocultarlas.

Precio por sesión: a partir de los 200 euros.

LÁSER

A nivel celular la energía láser se transforma en calor intenso, responsable del efecto de destruccióneliminación y estimulación-reparación. Los más empleados son el Erbio-yag y el CO2, y se utilizan para manchas más evolucionadas o con aspecto rugoso. Se produce una mejora global del aspecto y el tono de la piel.  En tratamientos muy superficiales, el postoperatorio es totalmente compatible con la reincorporación inmediata a las actividades sociolaborales. Únicamente se requiere la aplicación de algún tratamiento dermocosmético específico y protección solar. En los tratamientos medios y profundos, se puede producir una costra fina que cae en siete días aproximadamente, quedando la piel de color rosado

durante dos días más durante las cuales podrá utilizarse un maquillaje de cobertura. También en este caso se recomienda ser muy cuidadoso con la exposición solar. Precio por sesión: entre 400 y 600 euros.

CÉLULAS MADRE

Las manos es uno de los lugares donde más se nota el envejecimiento, al envejecer se pierde grasa y al afinarse la piel, tanto que parece pegarse al hueso, las venas se ven nítidamente y su aspecto se ve manchado por unas antiestéticas manchas oscuras de difícil solución.

La cirugía plástica y reparadora y otros métodos médicos estéticos como el láser, ofrecen pocas soluciones o al menos parciales para las manchas de las manos. El láser, por ejemplo, hace desaparecer una mancha oscura que a veces se torna en blanquecina, o reaparece al cabo de tiempo.

La  inyección muscular de células madre (o troncales) del tejido adiposo del propio paciente, en –cirugía ambulante no invasiva, anestesia local, rápida recuperación, resultados de naturalidad y prácticamente nulas contraindicaciones- se basa en unas características que le han sido reconocidas en publicaciones y congresos médicos internacionales.

El injerto produce una nueva vascularización de la piel y una buena circulación vascular, una cualidad propia de una piel joven y sin manchas.

Precio de la intervención por el El dr Roger Amar:1.500 euros

Volver a home page