Información

 

La manicura de las uñas

Es una etapa esencial que garantiza la buena aplicación del esmalte y prolonga su duración varios días. 

Este proceso, que conviene repetir cada cinco días y requiere un mínimo de veinte minutos, tiene varias fases:

  • Retirar la laca de uñas con un algodón empapado en un disolvente suave.
    Limar con una lima de cartón.
  • Poner en la base de cada uña un poco de crema para ablandar las pieles duras.
  • Sumergir los dedos en un cuenco de agua caliente jabonosa, para eliminar los restos de crema y disolvente.
  • Extender una crema de manos masajeando hasta que penetre.
  • Aplicar una base que, además de proteger la uña, fija el esmalte e impide que varía el color.
  • Si el esmalte elegido es de tono natural, se puede acentuar el borde blanco de la uña con un lápiz especial humedeciendo en agua la mina y dibujando por el interior, justo en el borde de la carne.
  • Extender el esmalte en tres movimientos, sin retocar ni repasar.
  • Dejar secar como mínimo 3 minutos y aplicar una segunda capa.
  • Terminar con una capa fijador incoloro.

El color marginal en los esmaltes de uñas debe reservarse para momentos muy especiales.

© Copyright. Aviso legal Websites