Introducción


Historia


Artículos


Índice por

plantas


Remedios y

soluciones

por orden

alfabético


Glosario de

términos 


Aromaterapia


Biocosmética


 

Biodiversidad


 

Cosmética Natural


 

 

 

 

 

Introducción

Las plantas se utilizan desde el principio de los tiempos para proporcionar belleza y salud. También desde tiempos inmemoriales el hombre ha tratado de conseguir por otros medios imitar el poder de los activos naturales de las plantas y desde el siglo XIX, la química,  los ha ido sustituyendo con preparados médicos, más fáciles de elaborar, almacenar, transportar, dosificar y administrar.

En los últimos tiempos se ha vuelto la vista de nuevo a las propiedades de  las plantas para curar o sencillamente para mejorar la salud, la belleza o el bienestar.

Para que se considere Cosmética Natural ésta tiene que haber sido elaborada con extractos de plantas y no haber sido testada en animales.

Biocosmética. Para que un producto sea considerado Bio no sólo tiene que estar realizado con activos vegetales, sino que estos han de ser 100% naturales. Además estos ingredientes deben proceder de agricultura biológica que respeta el medio ambiente y tienen que contar con el certificado de calidad Ecocert. 

Aromaterapia es la ciencia que estudia el uso de aceites esenciales con fines medicinales, que pueden ayudar a curar o sencillamente mejorar la salud, la belleza o el bienestar.

La Fitoterapia es la ciencia que estudia la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para atenuar o para curar un estado patológico.

La base de los medicamentos fitoterápicos son las drogas vegetales y los diferentes tipos de productos que de ellas se obtienen. El término droga vegetal no debe confundirse con el de planta medicinal. La OMS (1978), definió dichos conceptos como sigue:

Planta Medicinal es cualquier planta que en uno o más de sus órganos contiene sustancias que pueden ser utilizadas con finalidad terapéutica o que son precursores para la hemisíntesis químico-farmacéutica.
Droga vegetal es la parte de la planta medicinal utilizada en terapéutica.

Así, por ejemplo, Valeriana officinalis, Digitalis lanata o Cephaelis ipecacuanha son plantas medicinales, que proporcionan respectivamente las siguientes drogas vegetales: raíz de valeriana, hoja de digital y raíz de ipecacuana.

Los principios activos son las sustancias responsables de la acción farmacológica. En los ejemplos anteriores, los valepotriatos y el ácido valerénico son principios activos de la raíz de valeriana, los heterósidos cardiotónicos como la digoxina y los lanatósidos lo son de la hoja de la digital lanada, y la emetina de la raíz de ipecacuana.

La Fitoterapia utiliza, por tanto, drogas vegetales, extractos de dichas drogas o principios activos aislados de las mismas. Estos productos deberán ser convenientemente preparados, dándoles la forma farmacéutica más adecuada para su administración al paciente.

Las hierbas medicinales de todo tipo constituyen la base del tratamiento fitoterapéutico. Ahora bien tales plantas pueden presentarse de diferentes formas según el mal a tratar o según le resulte más cómodo o más agradable a cada persona.

Estas son las principales formas de preparación de las plantas:

  • Infusión. Hervir las plantas unos minutos en una cazuela puesta al fuego. Luego dejar reposar y beber. Se recomienda para hojas.

  • Decocción. Poner la planta en un recipiente fuera del fuego y añadir agua hirviendo. (Tapar y dejar reposar) Se recomienda para raíces y tallos.

  • Tinturas. Macerar las sustancias en alcohol, que extrae y conserva las propiedades de la planta. Se toman unas gotas del preparado disueltas en agua.

  • Remedios externos. Las plantas también pueden aplicarse en compresas y cataplasmas, que sirven para heridas, quemaduras o torceduras. Son supurativas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

  • Compresas. Consiste en mojar un trapo o algodón en una infusión y aplicarlo.

  • Cataplasmas. Se forma una pasta de hierba y agua y se sujeta a la piel con una gasa o venda.

La fitoterapia tiene tratamiento para todas las dolencias, pero sus mayores beneficios se obtienen en trastornos crónicos provocados por un desajuste orgánico general que la medicina tradicional no cura. Artritis, arteriosclerosis, migrañas, psoriasis y otras enfermedades de la piel...

Precauciones que no hay que olvidar
Está prohibido hervir las plantas en cazuelas de aluminio, que anulan sus propiedades. Elegir el barro, la porcelana o el acero inoxidable. Si hay que remover mejor con una cuchara de madera.

Cómo elegir un médico
La eficacia de un tratamiento depende de la pericia del naturista. Conviene dejarse aconsejar por expertos o acudir a una farmacia, mejor que a un herbolario, ya que aunque la mayoría trabajan en combinación con naturistas que garantizan su eficacia, los productos no están sometidos a los controles y garantías que se exigen a los de venta en farmacias o parafarmacias.

Lo que dicen sus detractores
Algunos médicos ortodoxos desprecian la fitoterapia y consideran sus tratamientos lentos, pero nadie puede negar científicamente los poderes curativos de las plantas.

Biocosmética

Aromaterapia

Cosmética Natural

El Aloe Vera

 

La Avena

 

El Té

 

Historia


Actualidad

 

Introducción

 

Biodiversidad


Índice por plantas

 

Glosario de términos

 

Remedios y soluciones por orden alfabético