Compártelo

 

Portada

 

Borra las manchas de la piel y unifica su tono

 

Acaba con los poros abiertos

Sueros de belleza

Los mejores tratamientos de belleza

 

 

 

 

Cirugía estética con toda garantía

La cirugía estética es un recurso cada vez más utilizado por mujeres y hombres, no solo por problemas de salud sino sobre todo para corregir lo que no les gusta. Antes de cualquier intervención de estética, ya sea o no quirúrgica, es fundamental garantizar la calidad de la intervención, tanto de los profesionales como de la aparatología y las  instalaciones.

Hay que tomar conciencia de que la cirugía tiene sus límites y que cada cuerpo es distinto.   La nariz, los pómulos, la barbilla o los labios de las modelos o actrices famosas son lo más demandado en las intervenciones. Lo que la naturaleza no da a veces puede conseguirse a través de la cirugía, pero otras veces resulta posible hacer milagros.

La cirugía estética es un conjunto de técnicas quirúrgicas que dan solución a situaciones inestéticas sin patología previa subyacente o cuando la hay, sin repercusión vital para el paciente. Su objetivo es producir modificaciones  corporales según los dictados de las modas, gustos o consideraciones personales.    

La cirugía estética se practica solo con fines estéticos sin que  exista una  patología previa mientras que la cirugía plástica y reparadora atiende quemaduras, malformaciones o alteraciones y se practica en el Sistema Nacional de Salud.    

 

 

Recomendaciones útiles

tratar de averiguar las razones que conducen al paciente a someterse a una intervención quirúrgica y asegurarse de que lo siente como necesidad para sí mismo, no para otros.

Se debe informar al paciente sobre los postoperatorios y el tiempo de recuperación que requerirá cada intervención. Es imprescindible hacer un estudio previo con analíticas completas y estudios particulares según el tipo de intervención.

 

Las claves del postoperatorio son: tiempo, reposo y recuperación. Las recuperaciones más largas son las de lifting de cara, reducciones mamarias y adbominoplastias.

 

Sólo se producen entre 10 y 20 casos complicados (menos del 0,01%), pero es fundamental tomar una serie de precauciones previas y recomendaciones. Y, sobre todo, informarse adecuadamente de la preparación del cirujano, de las instalaciones del centro, de la propia intervención y de su postoperatorio.

 

Antes de someterse a una intervención, el paciente debe exigir un estudio previo completo que cambiará según la operación. El estudio general incluirá una analítica de sangre y orina, radiografía de tórax y electrocardiograma con reconocimiento por parte de un médico internista. Si la operación es de mamas se agregará una mamografía o ecografía en función de la edad y la situación de la paciente.

En casi todos los postoperatorios está contraindicado exponerse al sol durante unos meses. La recuperación del paciente depende de la magnitud de la intervención que se practique y de la capacidad individual de recuperarse.

El paciente puede informarse en:

  • SECE (Sociedad Española de Cirugía Estética):
    902 153 023

  • AVINESA (Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias):

  • 91 388 91 68

  • ASGECO (Asociación General de Consumidores): 
    91 405 36 11

  • UP (Unión Profesional de Médicos y Cirujanos Estéticos de España): 
    902 200 029

  • SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora)      
    91 5755035

Volver a home page