Historia del perfume

 

El perfume en Egipto

Las fragancias de las flores, y los olores de los animales, y minerales  han sido apreciados por el hombre desde su existencia, hasta tal punto que el perfume, etéreo, agradable, volátil y expansivo  fue  la ofrenda más adecuada que encontraron los hombres para comunicarse con sus dioses y rendirles culto.


El perfume en el pueblo Hebreo

Los Hebreos utilizaban los perfumes tanto para quemar en el templo como para enterrar a los muertos como demuestran las frecuentes alusiones en la Biblia a los perfumes y aromas


El perfume en Grecia y Roma

Grecia adoptó de Egipto el gusto por los perfumes y a su vez estos se los transmitieron a los romanos, tanto los griegos como los romanos fueron los que desarrollaron los perfumes para el aseo personal.


De la flor al frasco

Desde la antigüedad, el ser humano ha intentado con todos los medios a su alcance disimular su olor.


Historia del jabón

El nacimiento del primer jabón se pierde en la noche de los tiempos. Los egipcios ya utilizaban un producto jabonoso que consistía en una mezcla de agua, aceite y ceras vegetales o animales, fórmula que fue utilizada también por los griegos y los romanos. 


La perfumería moderna

Hoy día, el perfume es más que nunca una industria de lujo que, como todos los sectores económicos, no escapa a ciertas imposiciones.

Los españoles, los que más se perfuman

Para muchas mujeres perfumarse es un gesto imprescindible en su aseo diario; pero en Europa son las españolas, junto con las francesas, las que más utilizan este cosmético. Entre las europeas menos amantes de estas fragancias destacan las italianas.