El contorno de los ojos

Los ojos son el termómetro que marca el estado general de la persona: la salud, el insomnio, el estrés, e incluso el estado de ánimo, quedan reflejados  en la piel que los rodea.

La zona del contorno de ojos es la más frágil y sensible de toda la cara aunque la ventaja de esta zona es que los productos penetran mejor y más rápidamente, pero la piel del contorno es  extremadamente frágil y fina. f
Los productos específicos para el contorno de ojos tienen que superar infinidad de pruebas dermatológicas y oftalmológicas incluyendo los riesgos de irritación o alergia; la mayoría tienen un ligero efecto tensor y son calmantes, descongestionantes, estimulantes y reafirmantes; las cremas son normalmente más ricas y más agradables que los geles. Sus fórmulas específicas están adaptadas a esta piel a la que nutren, hidratan y suavizan, además de restaurar la elasticidad y aportar protección.

la piel que rodea los ojos es la que envejece antes debido a su extrema fragilidad frente a las agresiones externas y a la intensa movilidad de los músculos. Para cualquiera que sea el tipo de piel, es conveniente prevenirlas cuanto antes y proteger esta débil piel con cremas que sean a la vez hidratantes, protectoras y regenerantes.

Existen tratamientos específicos para cada problemas de los ojos, los más usuales son los desmaquillantes, los antiarrugas, los que disminuyen las bolsas y los que eliminan o disimulan las ojeras.

El origen de las bolsas es la retención de agua, que provoca una hinchazón de los tejidos, por lo que algunos productos cosméticos pueden ser eficaces  si las bolsas son ligeras y el problema circulatorio es leve. Sin ninguna relación con las bolsas, los párpados  pueden aparecer hinchados  al despertar, después de una noche de poco sueño o, después de haber dormido mucho. Una solución de toda la vida es aplicar hielo o un paño mojado muy frío, pero actualmente existen productos específicos para ayudarles a descongestionarse  estos productos son también muy buenos cuando se tienen los ojos irritados, ya que reducen el enrojecimiento y calman. El origen de las  ojeras, por el contrario,  se debe a una hiperpigmentación de la piel, o una retención de la sangre proveniente de un mal sistema circulatorio,  ya que contienen extractos de plantas que mejoran la circulación sanguínea y  que logran atenuarlas.

También existen cremas   reafirmante para prevenir y retrasar el problema  de los párpados caídos o unos  parches invisibles que se pegan a la piel, elevan el párpado y duran todo el día.